La Entrevista de James Creelman

Al acercarse el final de la primera década del siglo XX, mi gobierno empezó a tambalearse desde sus cimientos, era claro que ya no era el régimen liberal que había empezado a crecer con la caída de Lerdo de Tejada, ni era el que había celebrado las fiestas del nuevo siglo.

No lo quise ver entonces, pero mi gobierno se estaba debilitando… las matanzas de Cananea y Río Blanco habían herido de muerte a mi gobierno, sin mencionar la creciente popularidad de los Flores Magón, que seguían repartiendo publicaciones anarquistas por todo el país; y de un espiritista loco con ideas putrefactas de paz, legalidad y democracia idealizada metidas en la cabeza.

Fue por esa época que se dio uno de los eventos que, según muchos historiadores, fue uno de los antecedentes más importantes para el inicio de la Revolución: en 1908 me entrevisté con un periodista canadiense de nombre James Creelman.

Curioso que la gente lo recuerde como norteamericano, cuando Creelman nació en Montreal. Quizás se deba al hecho que su carrera la llevó a cabo en Nueva York, y que escribía, mayormente, para publicaciones yanquis, entre ellas Pearson’s (que es la que publicaría precisamente esta entrevista).

Pues bien, después de estar todo el día hablando con Creelman, apareció en la edición de marzo de Pearson’s, a lo largo de 47 páginas, nuestra entrevista.

De inmediato, varios periódicos mexicanos (entre ellos El Imparcial, El Diario del Hogar, y La Patria de México) quisieron reproducir la entrevista, pero no lo hicieron de forma íntegra o completa.

¿Por qué?

¿Cuando se ha comprometido un medio de comunicación mexicano a contar toda la verdad?

Los diarios mexicanos publicaron, principalmente tres declaraciones mías, con repercusiones funestas para mi gobierno. La primera que impactó al país fue la siguiente:

 

“He esperado pacientemente porque llegue el día en que el pueblo de la República Mexicana esté preparado para escoger y cambiar sus gobernantes en cada elección, sin peligro de revoluciones armadas… creo que finalmente, ese día ha llegado” Porfirio Díaz, 1908

 

Y cualquiera, al leer estas palabras, creería que estaba abriendo la puerta a la democracia.

Por supuesto, mi idea de democracia, era diferente a lo que muchos mexicanos tenían. Estoy convencido que, de haber escogido a Madero en 1910, de todas maneras se hubiera levantado una revolución… no para quitarme, sino para quitarlo a él.

En México había gente muy sedienta de poder, como se demostró en la segunda década del siglo XX llena de cambios presidenciales y asesinatos políticos.

Lo he dicho siempre, México no está ni ha estado preparado para la democracia. Cuando empecé a pensar lo contrario me dieron la razón.

Olviden lo que acaban de leer en la entrevista… sigo pensando que México no está preparado para la democracia.

No sé si algún día lo esté.

Esto nos lleva a una segunda frase que apareció en la entrevista y que los periódicos mexicanos reprodujeron con singular alegría, sin profundizar más allá.

 

“Me retiraré cuando termine el presente periodo y no volveré a gobernar otra vez” Porfirio Díaz, 1908

 

Esta declaración causó susto en todo el país. Mis partidarios temían que fueran a perder el poder, o que el gobierno entero se fuera a desmoronar por completo. Los hombres de la oposición empezaban a discutir quién podría sucederme en la silla, los porfiristas también.

Todos se sentían con tamaños suficientes para ocupar la presidencia, pero ninguno sabía cómo.

De una u otra forma, me quedara en la presidencia o me fuera… tanto mis partidarios como mis opositores ya olían que todo esto iba a acabar mal.  Ya lo decía yo en la primera cita: debía terminar en una revolución armada. Un punto de quiebre entre el México que existió durante el siglo XIX, (el de Santa Anna, Juárez, Lerdo, Maximiliano, el mío, el de las guerras entre conservadores y liberales el que buscaba ser independiente de España, Inglaterra, Francia y Estados Unidos); y el México del siglo XX (que anhelaba conquistas sociales, y derechos humanos).

¡Ese México ya no existía! Teníamos orden, y progreso, pero para entrar al siglo XX necesitamos crear un movimiento nacional que sacudiera a todas las clases sociales.

Por eso era inevitable la Revolución Mexicana.

Lo que nos lleva al tercer argumento hizo tambalear a la sociedad mexicana:

 

“Doy la bienvenida a cualquier partido oposicionista en la República Mexicana. Si aparece, lo consideraré como una bendición, no como un mal” Porfirio Díaz, 1908

 

Claro, eso no significaba que esos partidos políticos podían romper mi margen establecido de ‘Orden y Progreso’, de respeto a la figura presidencial y al gobierno.

Si no permití que mi autoridad fuera cuestionada por prácticamente treinta años ¿Por qué iba a permitirlo en ese momento, solamente por dejar que existieran partidos de oposición?

Así, pues, quería dejarles este pequeño comentario sobre la entrevista que James Creelman me hizo en 1908 para que entendieran porqué tanto revuelo y porqué jugó un papel tan importante como antecedente de la revolución mexicana.

Si las huelgas de Cananea y Río Blanco armaron una hoguera, la entrevista sirvió para encender la hoguera y crear expectativas hacia el 1910, lo que terminó con mi renuncia en 1911.

Si quieren leer la siguiente entrevista completa, pueden entrar a este link y juzgar ustedes: Leer entrevista.

About these ads

4 pensamientos en “La Entrevista de James Creelman

  1. A la fecha yo dicho varias veces la misma frase , sin habersela escuchado a Don Porfirio ” Mexico no esta´preparado para la democracia “, son 100 años despues …y “siguen bastos” .
    Si a todos los secuestradores y criminales asesinos , zetas ..etc que el gobierno agarra , los fusilaran” otro gallo nos cantara”

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s